BuenosAires 17-10-17
22° C
Despejado
San Vicente, provincia de Buenos Aires

La localidad donde se producen 100 mil kilos mensuales de mozzarella

Avanza la propuesta de un sistema de certificación local productiva.Avanza la propuesta de un sistema de certificación local productiva.

La mozzarella fue reina entre los visitantes que disfrutaron de la octava Fiesta Provincial de la Mozzarella que se realizó en San Vicente, provincia de Buenos Aires, donde se producen 100 mil kilos mensuales de este producto. Participó el INTA local y de Lomas de Zamora que forman la Mesa de Desarrollo Territorial. El ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquis, visitó el espacio institucional.

Leonardo Davies, jefe del INTA San Vicente, resumió que “fue una importante vidriera de la que participaron los productores que son quienes tienen mucho para ofrecer. Este tipo de evento potencian la tarea productiva de la región”.

Un reciente relevamiento del INTA que contó con 65 establecimientos productivos de Brandsen, Cañuelas, Esteban Echeverría, Luján, Marcos Paz, Presidente Perón, San Vicente y Virrey del Pino destacó que el 58 por ciento de los productores son maseros.

Juan Manuel Bracci, director de Producción Rural y Actividades Agropecuarias del municipio de San Vicente, informó que en el partido hay seis industrias que producen mozzarella: entre todas llegan a 100 milos kilos mensuales. Esto brinda trabajo en forma directa a más de 100 empleados que se triplica en forma indirecta ya que la cadena es muy importante desde que se ordeña hasta el producto terminado, por ejemplo, en una pizzería de la Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires o del interior donde llega esta elaboración.

En este sentido, el jefe del INTA San Vicente enfatizó la labor que realizan los técnicos de la institución para que los productores maseros (algunos de grupos Cambio Rural) agreguen valor a su producto: “Los asesoramos en forrajes y pasturas así como en genética para que logren mejorar su calidad de leche, dulce de leche, mozzarella y queso; desde el plan tambero, junto a SENASA y el Ministerio de Agroindustria, damos charlas sobre prevención de brucelosis y tuberculosis”.

“Fuimos parte del proyecto de una planta de mozzarella para el CEPT 33 de Cañuelas, sumamos nuestro conocimiento en el plan para financiar el ordeñe para que sea más tecnificado (a dos bajadas) y con mejor infraestructura básica para cerrar los espacios de extracción de leche y que esta llegue limpia”, sumó el titular del INTA local.

Davies añadió que coordinaron acciones para que la agricultura familiar tenga su lugar en esta feria; además recordó los aportes dados desde capacitaciones productivas y el armado de un botiquín sanitario para el ganado.

Sobre esta tarea del INTA AMBA, el ministro Sarquis aseguró que “toda la labor que se realice en el Periurbano suma muchísimo y más proveniente de una institución como el INTA que es madre del conocimiento tanto en la Provincia como en todo el país. Por esto valoramos muchísimo todo lo que hacen y que articulamos en conjunto”.

“Es clave –agregó el titular de la cartera agraria provincial– que todos avancemos junto al productor en las buenas prácticas agrícolas ya que en la zona periurbana se producen muchos de los alimentos que se consumen a diario. Acompañando esto es que aspiramos a tener una buena ley de agroquímicos para la Provincia que pueda ir a la base de este problema. El camino es, de todos modos, la docencia y el INTA trabaja muy bien haciendo esto junto al productor.”

En esta 8a edición se desarrollaron, bajo el lema “Nuestro punto de encuentro”, las olimpiadas del saber, hubo feria con artesanías, cata de mozzarella, atracciones artísticas, juegos infantiles, patio de comida y se realizó el primer certamen gastronómico de pizza.

Mauricio Gómez, intendente de San Vicente, recalcó que “en esta edición se duplicó la cantidad de productores que participan con respecto a 2016.; esto habla que estamos acompañando desde el municipio a quienes producen con mucha calidad la mozzarella en nuestro distrito. Por eso este encuentro es un punto para estimular la producción, las ventas e inculcar la cultura del trabajo”.

Certificación participativa

En San Vicente funciona la Mesa de Desarrollo Territorial (con diversos organismos, el municipio y asociaciones de productores) que fue parte de la fiesta. Entre sus objetivos está trabajar en el ordenamiento territorial, avanzar en acciones para el mejoramiento en el sector productivo, con acento en la Agricultura Familiar, y ser una articulación entre los actores que participan de la producción agropecuaria

Bracci aseveró que “esta manera de trabajar ayuda a trazar un desarrollo y a lograr respuestas positivas entre las distintas instituciones”.

En el marco de estas jornadas se realizó desde la Mesa un encuentro con productores, quienes buscan consolidar un Sistema Participativo de Garantías (SPG) que se desarrolle a nivel local certificando los productos obtenidos y a sus productos por el proceso utilizado, quienes son partícipes e interactúan en el SPG.

“Su participación activa tiene como base que se construye a partir de la confianza, el intercambio de conocimientos, el cooperativismo y el asociativismo en la autogestión del proceso productivo y su comercialización, con la resultante de un “Sello distintivo” propio”, explicaron desde la Mesa de desarrollo territorial.

Violeta Curci, representante del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), explicó que “es un sistema de certificación cogestionado desde el mismo grupo encargado de supervisar a través de visitas a los productores en sus lugares de trabajo con representantes del mismo SPG para apoyar al productor visitado, mejorar su manejo adecuarlos a las pautas prestablecidas por el propio grupo e implementar un mecanismo de comercialización colectivo también autogestionado donde los encargados de la comercialización son parte activa del propio sello junto con los productores de materia prima y los de elaboración y manufacturación de estas en forma asociada”.

En este marco, desde la Mesa se desarrolló una disertación sobre Pequeñas Unidades Productivas Alimenticias (PUPA), iniciativa creada a través de la ordenanza 11284/15 y su decreto reglamentario 1834/15 (municipio de La Plata) que sirven para registrar por medio de auditorías las cocinas domiciliarias utilizadas para la elaboración de alimentos de productores que venden en las ferias. Sobre los aspectos normativos disertó Jorge Taylor, técnico del Ministerio de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires.

Hubo, también, una exposición sobre Infraestructura para tambo-fábrica desde el trabajo de una alternativa innovadora por parte del especialista Lisandro Butler del INTA Chascomús.

Davies agregó que estas charlas suman a la idea de “formar una certificación participativa que comience a trazar los grandes temas vinculados con la elaboración de productos de la agricultura familiar que son, ya de por sí, diferenciados de las producciones industriales. Y eso en sí una agregado de valor fundamental”.

Fue muy concurrido un curso práctico de elaboración de dulce de leche con miel (en este caso de la Cooperativa Apícola) donde se aprendió las reglas básicas de elaboración de este alimento. Participaron, además, distintas industrias de la región. Y se generó una encuesta sobre el consumo de productos artesanales.

Esta fiesta estuvo organizada por el Municipio, la Provincia, el Ministerio de Agroindustria de la Nación y el Club Argentino de Servicios (CAS).

 

Facebooktwittergoogle_plusmail

Se el primero en comentar en "La localidad donde se producen 100 mil kilos mensuales de mozzarella"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*